jueves, 1 de febrero de 2007

Cristo Rey

Por ser Hijo de Dios, Verbo encarnado,
porque en la cruz fue tuya la victoria,
y porque el Padre te vistió de gloria
con la luz del primer resucitado.

Por eso eres, Jesús, Rey coronado,
señor y Pantocrator de la Historia,
libertador de noble ejecutoria,
triunfador de la muerte y del pecado.

Ya sé que no es tu Reino de este mundo,
que es sólo dimensión de algo interior,
-lo más cordial del hombre y más profundo-
donde te haces presente y seductor;
allí donde tu encuentro es más fecundo,
allí donde tu Reino se hace Amor.

2 comentarios:

Juan Ignacio dijo...

Padre, vengo por primera vez aquí y me llevaré esta hermosa poesía para publicarla en mi blog, con las debidas licencias (y enlaces).

Lo felicito por el blog.

(Es un gusto encontrarlo ya que yo soy un "hijo" Marianista. Hice mi colegio primario y secundario desde los 6 hasta los 17 años en el Colegio Marianista de Buenos Aires, Argentina).

Gracias.

Alejandro Castro dijo...

Saludos desde la Trapa Padre muy linda poesía, unidos en la oración
Hno. Alejandro María OCSO