lunes, 19 de marzo de 2007

San José, Esposo de María

Eres, José, esposo enamorado,
y el mismo amor de Dios te sonreía
a través de los ojos de María,
en su luz y pureza aprisionado.

Eres, José, el santo más amado,
porque te haces presencia y cercanía
en el hombre que vive, día a día,
su trabajo y su amor ilusionado.

Fue una historia de amor, nunca truncada,
porque era un casto amor que compartías
sinque el Espíritu robase nada
del amor que a María tú tenías;
siguió siendo tu esposa bienamada
al tiempo que al Espíritu servías.

2 comentarios:

gx dijo...

muy bella poesía, que expresa el verdadero amor de josé hacia maría, el cual no se quedó y trascendió el "eros", pasó por el "stergos" y concluyó con el "ágape".

Anónimo dijo...

que poesia tan linda