martes, 28 de julio de 2015

María Magdalena

Magdalena, pecadora afamada,
este es como su apodo y apellido.
Y a quién San Lucas pone este añadido:
"de siete demonios fue liberada".

Fuiste de Jesús discípula amada
y fue tu amor a Él el preferdido,
tu Maestro y Señor, el más querido,
al que siempre buscaste enamorada.

Visto ya a tu Señor resucitado
serás la portavoz de esa alegría,
queriendo sea tu amor participado.

Lo amaste tanto como tu amor podía,
y ese tu amor fue más exagerado
que lo que del demonio Lucas decía.