domingo, 30 de marzo de 2008

Soneto a la Luz

Que es divina la luz que nos alumbra,
y aureola de luz lo santo viste,
que de un manto de luz Dios se reviste
y es Luz indeficiente que deslumbra.

Y el hombre, que tan sólo ve en penumbra,
tan fuerte claridad no la resiste,
tan sólo si la fe y su luz le asiste,
tan sólo, entonces, la sueña y vislumbra.

Siempre es la luz metáfora divina
que nos trae de Dios claro mensaje
y altas trascendencias adivina.

Y es para mí, Señor, claro mensaje
cuando tu luz se posa en mi retina
y rien los colores del paisaje.

1 comentario:

Sandra dijo...

Me agrada poder contar con literatura religiosa, porque nos ayuda a crecer en la fe.