jueves, 31 de mayo de 2007

Virgen de la Visitación

Virgen de la Visitación, María,
que dejas Nazaret y vas ligera,
emprendiendo tu azarosa carrera,
sin miedo a aquella dura orografía.

No te importan peligros, lejanía,
tu caridad no conoce frontera
cuando sabes que allí Isabel te espera,
que tu presencia llevará alegría.

Y con ella, fundida en un abrazo,
cantas el himno del poder divino;
¡Magníficat colmado en tu embarazo!

Ser Virgen peregrina es tu destino,
llevando a Jesús siempre en tu regazo;
¡Visitación, María del Camino!

No hay comentarios: