jueves, 24 de septiembre de 2009

Nuestra Señora de la Merced

Virgen de la Merced, Madre piadosa,
que, a todos, tus mercedes siempre ofreces
y en nuestro corazón siempre floreces
con aroma sutil de pura rosa.

Virgen de la Merced, Madre amorosa,
que siempre ante tus hijos te enterneces,
que obtenga tu merced, mi alma, mil veces,
que está de tu merced menesterosa.

Virgen de la Merced, nadie se asombre
de ver que, igual que ayer, también hoy día
ofreces libertad a todo hombre;

Concede esa merced y esa alegría
a cuantos veneramos hoy tu nombre,
¡la merced de tu amor y cercanía!

1 comentario:

Educarbien dijo...

Estimado Padre José Luis,
He leído sus poemas, me han gustado mucho. Hace muy bien encontrarse en el mar de internet con islas como la suya. Dan descanso.
Le invito a conocer algo que he escrito:

http://www.educarbien.biz/

Podemos compartir esfuerzos.
Winston Elphick, Chile.